Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Ir abajo

Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Vie Feb 27, 2009 2:27 pm

Las arenas de alquitrán, conocidas también como arenas bituminosas, arenas de petróleo y en Venezuela como petróleo crudo extra pesado, son una combinación de arcilla, arena, agua, y bitumen. De las arenas de alquitrán se extrae un bitumen similar al petróleo el cual es convertido en un petróleo crudo sintético o refinado directamente por refinerías especializadas para obtener productos del petróleo. El petróleo convencional es extraído por medio de pozos mientras que los depósitos de arenas bituminosas son extraídos usando técnicas de seccionamiento de minería superficial, o se les hace fluir hacia pozos por medio de técnicas in situ que reducen la viscosidad del bitumen por medio de vapor y/o solventes. En promedio, el bitumen contiene 83,2% de carbón, 10,4% de hidrógeno, 0,94% de oxígeno, 0,36% de nitrógeno y 4,8% de azufre.

Es un proceso muy costoso. Canadá tiene un equivalente de unos 150 mil millones de barriles de petróleo en arenas de alquitrán.

El problema es que requiere muchísima tecnología y planificación que debería haber empezado hace más de una década. A estas alturas de nuestra civilización es demasiado tarde para aprovechar al máximo de arenas de alquitrán. El mejor ejemplo que se puede poner es de un paracaidista que decide esperar hasta que el avión se encuentra a 200 metros de la tierra para saltar. Morirá él con su paracaídas puesto. Esto se llama fruto de una mala planificación. Además, según todos los estudios, existen gravísimos problemas medioambientales asociados con la explotación de estos depósitos. Las arenas de alquitrán solamente pueden ser cosechados a través de una masiva “strip mining” que refiere a un método de extracción de roca o de los minerales que se encuentran cerca del superficie. El daño al medio ambiente es terrorifico.

Aquí hay un artículo en pdf para que lo vean.

Fuentes:

wilkipedia

Daniel Estulin

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  Dr. Doom el Sáb Feb 28, 2009 10:07 am

¡Hola Nat! ¡Que bueno que posteaste sobre esto!

El hecho de que estemos recurriendo a las arenas de alquitrán, es prueba de que estamos ya en el pico del petróleo, y de que ya se está acabando lo bueno: el petróleo barato, fácil de extraer, producir y refinar.

Esto también deja en claro que una vez que comiencen los problemas con la oferta no cubriendo la demanda, vamos a echar por la ventana todas las leyes y regulaciones ambientales que tanto hemos (como humanidad) luchado por conseguir, y vamos a producir/quemar todo lo posible -y hasta lo imposible-, para poder seguir con el estilo de vida que hemos decidido llevar; sin importar si destruimos el medio ambiente (y a nosotros mismos) en el proceso.

Tenemos que entender que la solución no es buscar más petróleo y/o alternativas que nos permitan seguir con el estilo de vida que hemos llevado, si no cambiar nuestro sistema a uno sustentable y que no esté basado en el crecimiento constante.

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Sáb Feb 28, 2009 10:48 am

cualcrees escribió:
Tenemos que entender que la solución no es buscar más petróleo y/o alternativas que nos permitan seguir con el estilo de vida que hemos llevado, si no cambiar nuestro sistema a uno sustentable y que no esté basado en el crecimiento constante.

¿Y cuales son tus sugerencias para cambiar nuestro sistema a uno sustentable y sin crecimiento constante, considerando la cantidad de personas que habitamos este planeta?

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  Dr. Doom el Dom Mar 01, 2009 10:18 am

¡Hola Nat! Pues respondiendo a tu pregunta:

Creo que de entrada tenemos que aprender a usar y reutilizar las cosas y dejar de ser una sociedad donde todo es "desechable"; dejar de vivir como si fuéramos los únicos en el planeta, y de sentirnos con el derecho -casi la obligación- de hacer lo que queramos, donde queramos y como queramos; sin conciencia, y pensando que no tendrán consecuencias nuestros actos. Con una facilidad enorme tiramos a la basura todo tipo de cosas aún cuando éstas todavía funcionan; los celulares, por ejemplo, millones de los cuales terminan año con año en basureros y no por que ya no funcionen, si no por que siempre queremos tener el más moderno, con más funciones, más pequeño, más de todo. Estoy seguro que todos pueden pensar en algún ejemplo similar.

La mayoría de nosotros ni idea tenemos de donde vienen las cosas que usamos día con día; cuanta materia prima y energía requirió su fabricación y traslado, y si su creación causó daños a algún ecosistema.

Entre más consumimos, más energía y petróleo necesitamos.

Por otro lado, y más importante aún: Control de población.

No importa cuanto ahorremos, reciclemos, o usemos energías alternas si la población del planeta sigue creciendo como lo ha hecho hasta ahora. El mundo no puede sostener a un numero infinito de seres humanos, y entre más pronto entendamos eso, mejor.

El crecimiento constante es imposible en un mundo de límites físicos bien establecidos. Más temprano que tarde toparemos con pared y, ahí sí, la cosa se va a poner fea.

¿Ustedes que piensan? ¿Qué opinan? ¿Qué harían?

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Mar Mar 03, 2009 7:55 pm

Aquí está un video de National Geographic sobre las arenas de alquitrán de Canada, para que se entienda mejor:

Ver video

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Jue Jul 16, 2009 6:49 pm

Aquí les dejo otro artículo de National Geographic sobre las arenas bituminosas.

Creo que el título del artículo es bastante atinado.

TOCANDO FONDO: el auge del petróleo canadiense

La explotación de las arenas bituminosas de Alberta, alguna vez considerada muy costosa y dañina para la tierra, es hoy una apuesta millonaria.

Un día de 1963, cuando Jim Boucher tenía siete años, trabajaba en las trampas de caza con su abuelo, a unos kilómetros al sur de la reserva de naciones originarias Fort McKay, en el río Athabasca del norte de Alberta. Es parte del bosque boreal que se extiende a lo largo de Canadá, cubriendo más de un tercio del país. En 1963, ese bosque seguía casi intacto. El gobierno aún no construía un camino de grava hacia Fort McKay; se llegaba en bote o en trineo durante el invierno. Los indios chipewyan y cree de la zona –Boucher es un chipewyan– estaban en su mayoría apartados del mundo exterior. Cazaban alce y bisonte para comer; pescaban lucioperca y pescado blanco en el Athabasca; recolectaban moras y arándanos. Para obtener ganancias, capturaban castores y visones. Fort McKay era un pequeño centro de comercio de pieles. No tenía gas, electricidad, teléfono ni agua corriente. No llegaron hasta los setenta y ochenta.

Sin embargo, el cambio comenzó ese día de 1963, en la larga ruta que su abuelo usaba para poner sus trampas, cerca de un lugar llamado Lago Mildred. Por generaciones, sus ancestros habían trabajado esa ruta. “Y ese día, de repente, salimos a un claro. Un enorme claro. Sin previo aviso. En los setenta llegaron y tiraron la cabaña de mi abuelo, sin avisos ni deliberaciones”. Ese fue el primer encuentro de Boucher con la industria petrolera que, a una velocidad sorprendente, ha transformado por completo esta parte del noreste de Alberta en unos cuantos años. Ahora Boucher se encuentra rodeado por ella y él mismo está inmerso.

Donde alguna vez estuvieron la ruta de trampas, la cabaña y el bosque ahora hay una mina a cielo abierto. Aquí Syncrude, el productor de petróleo más grande de Canadá, saca arena bituminosa del suelo con palas eléctricas de cinco pisos de alto, luego separa el betún de la arena con agua caliente y a veces con sosa caústica. Junto a la mina, arden las hogueras de una unidad de procesamiento que quiebra el betún alquitranado y lo convierte en Syncrude Sweet Blend, crudo sintético que viaja por un oleoducto a las refinerías en Edmonton, Alberta; Ontario y Estados Unidos. El Lago Mildred, por su parte, se ha empequeñecido frente a su vecino, el Mildred Lake Settling Basin, lago de 10 kilómetros cuadrados de residuos tóxicos de la mina. El dique de arena que lo contiene es por volumen una de las presas más grandes del mundo.

Syncrude tampoco está solo. En un radio de 35 kilómetros a la redonda de la oficina de Boucher hay seis minas que producen casi tres cuartos de millón de barriles de petróleo crudo sintético al día; y hay más en el oleoducto. En donde las capas de betún están muy profundas para sacarse de un pozo abierto, la industria las derrite in situ con enormes cantidades de vapor, para que puedan ser bombeadas a la superficie. La industria ha gastado más de 50 000 millones en construcción durante la última década, entre los cuales alrededor de 20 000 millones se usaron en 2008. Antes del colapso de los precios del petróleo en el otoño pasado, se estimaban otros 100 000 millones en los años siguientes y duplicar la producción para el 2015. La mayoría de ese petróleo viajaría por los nuevos oleoductos hasta Estados Unidos. Muchos proyectos de expansión se suspendieron, pero los prospectos a largo plazo para las arenas no han disminuido. A mediados de noviembre, la Agencia Internacional de la Energía hizo público un reporte que estimaba unos 120 dólares por barril de petróleo para el 2030, un precio que justificaría el esfuerzo que implica sacarlo de las arenas.

En ningún lugar en la Tierra se está moviendo más la tierra que en el valle de Athabasca. Para extraer cada barril de petróleo de una mina a cielo abierto, la industria primero debe talar el bosque, luego retirar un promedio de dos toneladas de turba y tierra que yacen sobre la capa de las arenas y dos toneladas más de la propia arena. Debe calentar muchos barriles de agua para separar el betún de la arena y mejorarla, y después desechar agua contaminada en estanques de residuos como el que está cerca del Lago Mildred. Ahora cubren alrededor de 130 km cuadrados. El pasado abril, unos 500 patos migratorios confundieron uno de esos estanques, en una nueva mina de Syncrude al norte de Fort McKay, con una escala hospitalaria, por lo que aterrizaron en su aceitosa superficie y murieron. Rascar y cocinar un barril de crudo de las arenas bituminosas emite tres veces más dióxido de carbono que dejar que uno brote del suelo en Arabia Saudí. Las arenas de petróleo aún son una pequeña parte del problema mundial –son responsables de menos de un décimo de 1 % de las emisiones globales de CO2– pero para muchos ambientalistas son la punta del iceberg, el primer paso de un camino que podría llevar a fuentes de petróleo aún más sucias: producirlo a partir de esquisto o carbón. “Las arenas bituminosas representan un punto de decisión para Norteamérica y el mundo –dice Simon Dyer del Pembina Institute, grupo ambiental canadiense moderado y muy respetado–. ¿Vamos a tomar con seriedad la energía alternativa o tomaremos la ruta del petróleo no convencional? El hecho de que estemos dispuestos a mover cuatro toneladas de tierra por un solo barril es prueba de que realmente el mundo se está quedando sin petróleo fácil”.

A temperatura ambiente, el betún es como melaza, y debajo de los 10° C o algo así es tan duro como un disco de hockey. Pero hubo un tiempo en que era crudo ligero, el mismo líquido que las compañías petroleras han estado sacando de los pozos profundos del sur de Alberta por casi un siglo. Según creen los geólogos, hace decenas de millones de años un enorme volumen de ese petróleo fue arrastrado hacia el noreste, quizás cerca de las faldas de las Montañas Rocallosas. En el proceso, también migró hacia el norte, junto a las capas de sedimento inclinadas, hasta que eventualmente alcanzó profundidades superficiales lo bastante frías como para que prosperaran bacterias. Esas bacterias degradaron el petróleo en betún.

El gobierno de Alberta calcula que los tres principales depósitos de arena bituminosa de la provincia, de los cuales el mayor es el de Athabasca, contienen hoy en día 173 000 millones de barriles de petróleo económicamente recuperables. “Eso, en la escena mundial, es gigantesco”, dice Rick George, director ejecutivo de Suncor, que abrió la primera mina en el río Athabasca en 1967. En 2003, cuando el Oil & Gas Journal añadió las arenas bituminosas de Alberta a su lista de reservas comprobadas, Canadá alcanzó de inmediato el segundo lugar, después de Arabia Saudita, entre las naciones productoras de petróleo.

Extraer petróleo de las arenas es sencillo, pero no fácil. Las palas eléctricas gigantes que rigen las minas tienen dientes de acero endurecido que pesan una tonelada cada uno, y conforme se clavan en la abrasiva arena negra las 24 horas del día, los siete días de la semana, 365 días al año, se erosionan cada uno o dos días; un soldador hace las veces de dentista de los dinosaurios y les pone nuevas coronas. Los camiones de volteo que rugen alrededor de la mina, arrastrando cargas de 400 toneladas de las palas a un triturador de roca, queman 190 litros de diesel por hora; hace falta un montacargas para cambiarles las llantas, que se acaban en seis meses. Y cada día en el valle de Athabasca emergen más de un millón de toneladas de arena de las quebradoras y son mezcladas con más de 200 000 toneladas de agua que debe calentarse, por lo general a 80° C, para separar el pegajoso betún. En las unidades de procesamiento, el betún se calienta de nuevo, a cerca de 480° C, y se comprime a más de 100 atmósferas, lo necesario para romper las complejas moléculas y sustraer el carbono o añadir de nuevo el hidrógeno que las bacterias removieron hace eras. Eso es lo que toma hacer los ligeros hidrocarbonos que necesitamos para llenar nuestros tanques de gas: una cantidad de energía impresionante. La extracción in situ, única manera de obtener más o menos 80 % de esos 173 000 millones de barriles, puede utilizar hasta más del doble de la energía que la minería, debido a que requiere demasiado vapor.

La mayoría de la energía para calentar agua o fabricar vapor proviene de la quema de gas natural, que también proporciona el hidrógeno para el mejoramiento. Precisamente porque se trata de hidrógeno rico, y en su mayoría libre de impurezas, el gas natural es el combustible fósil más limpio, el que arroja menores cantidades de carbono y otros contaminantes en la atmósfera. Por eso los críticos dicen que la industria de las arenas bituminosas desperdicia el combustible más limpio para fabricar el más sucio: que trans-forma el oro en plomo. El argumento tiene sentido en términos ambientales, pero no en los económicos, dice David Keith, un físico experto en energía de la Universidad de Calgary. Cada barril de crudo sintético contiene alrededor de cinco veces más energía que el gas natural que se utiliza para hacerlo, y en una forma líquida mucho más valiosa. “En términos económicos es un éxito –dice Keith–. Toda esta cosa de transformar el oro en plomo es lo opuesto. El oro en nuestra sociedad son los combustibles líquidos para transporte”.


Última edición por nat el Jue Jul 16, 2009 6:51 pm, editado 1 vez

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Jue Jul 16, 2009 6:50 pm

continuación..

La mayoría de las emisiones de carbono de esos combustibles provienen de los tubos de escape de los autos que los queman; basados en el ciclo completo del combustible, las arenas bituminosas son sólo de 15 a 40 % más sucias que el petróleo convencional. Pero la pesada huella del carbono sigue siendo una desventaja ambiental –y de relaciones públicas–. En junio pasado, el primer ministro de Alberta, Ed Stelmach, anunció un plan para lidiar con las emisiones extra. La provincia, dijo, gastará más de 1 500 millones en el desarrollo de la tecnología para captar el dióxido de carbono y almacenarlo bajo tierra –una estrategia que por años se ha intentado vender como la solución al cambio climático. Para 2020, de acuerdo con el plan, las emisiones de carbono de la provincia se estabilizarán, y para 2050 declinarán en un 15 % por debajo de los niveles de 2005. Eso significa una reducción mucho menor a la que los científicos consideran necesaria. Pero supera el compromiso del gobierno de Estados Unidos.

Una cosa a la que Stelmach se ha rehusado consistentemente es a “poner freno” al auge de las arenas bituminosas. Los habitantes de Alberta ya están amargamente familiarizados con el ciclo de auge y decadencia; la última vez que los precios del petróleo se colapsaron, en los ochenta, la economía de la provincia no se recuperó por una década. Las arenas bituminosas cubren un área del tamaño de Carolina del Norte, y el gobierno provincial ya ha arrendado alrededor de la mitad, incluyendo 3 512 kilómetros cuadrados que son explotables.

Desde un helicóptero es fácil ver el impacto de la industria en el valle del Athabasca. A minutos de despegar de Fort McMurray, en dirección al norte a lo largo del banco este del río, se pasa sobre la mina Millennium de Suncor. En un día con un poco de viento, las nubes de polvo que emanan de las llantas y las cargas de los camiones de basura se unen en un solo nubarrón enorme que oscurece grandes partes del pozo de la mina y se derrama sobre sus bordes. Al norte, en una extensión intacta de bosque, una nube similar se eleva del siguiente pozo, la mina Steepbank de Suncor; a lo lejos se ven otras dos, y dos más del otro lado del río. En la distancia, el vapor y el humo y las flamas de gas salen de las hogueras de las unidades de procesamiento de Syncrude y Suncor: inevitablemente vienen a la mente “fábricas oscuras y satánicas”, pero al mismo tiempo son una visión fascinante. A kilómetros de distancia, se podía oler el hedor a alquitrán. Cuando estás lo suficientemente cerca, te perfora los pulmones.

Desde el aire, sin embargo, las minas desaparecen rápidamente. Volando bajo sobre el río, un biólogo del gobierno, Preston McEachern, y yo viramos en dirección al noroeste hacia las Montañas Birch, sobre vastas extensiones de bosque escasamente distribuido. El bosque boreal canadiense cubre cinco millones de kilómetros cuadrados, de los cuales alrededor de 75 % no han sido desarrollados. Las arenas bituminosas ya han convertido unos 420 kilómetros cuadrados –el 100 % del área total– en polvo, tierra y estanques de residuos. La expansión de la extracción in situ podría afectar a una zona mucho más amplia. En las instalaciones de Firebag de Suncor, al noreste de la mina Millennium, el bosque no ha sido destruido por completo, pero lo atraviesan caminos y oleoductos que dan servicio a un gran tablero de ajedrez de enormes claros, en cada uno de los cuales Suncor extrae betún enterrado a grandes profundidades mediante un conjunto de pozos.

A los ambientalistas y los biólogos de la vida salvaje les preocupa que la creciente fragmentación del bosque, tanto por compañías madereras como de minerales, pone en peligro al caribú y a otros animales. “El bosque boreal como lo conocemos podría desaparecer en una generación si no se hacen importantes cambios estratégicos”, dice Steve Kallick, director de la Pew Boreal Campaign, cuyo objetivo consiste en proteger a 50% del bosque.

McEachern, que trabaja para Alberta Environment, una agencia provincial, dice que los estanques de residuos son su máxima preocupación. Las minas arrojan agua de desperdicio en los estanques, porque no se les permite hacerlo en el Athabasca y porque necesitan reutilizar el agua. Conforme el espeso lodo café surge de las pipas de descarga, la arena se asienta rápidamente, formando el dique que retiene el estanque; los residuos de betún flotan a la superficie. Pero a la fina arcilla y las partículas de cieno les toma muchos años asentarse, y cuando lo hacen, producen una viscosidad similar al yogur –el término técnico es “desechos finos maduros”– que está contaminado con químicos tóxicos como el ácido nafténico y el hidrocarburo aromático policíclico (HAP), que tardarán siglos en secarse por sí solos. Según los términos de sus licencias, las minas están obligadas a recuperarlos de alguna manera, pero han rebasado las fechas límite y aún no han recuperado ni un solo estanque.

En el más viejo y conocido de ellos, el Estanque 1 de Suncor, el lodo sobrepasa por mucho al río, detenido por un dique de arena compacta que se eleva a unos 100 metros de la superficie del valle y está salpicada de pinos. El dique ya ha tenido fugas, y en 2007 un estudio modelo, hecho por hidrogeólogos de la Universidad de Waterloo, estimó que dos litros de agua contaminada por segundo podrían estar llegando al río. Suncor está ahora en el proceso de recuperar el Estanque 1, enviando algunos residuos a otro estanque y remplazándolos con yeso para consolidarlos. Para 2010, asegura la compañía, la superficie será tan sólida como para plantar árboles.

El gobierno de Alberta afirma que no se está contaminando al río; que cualquier cosa que se encuentre en él o en su delta, el Lago Athabasca, proviene de escurrimientos naturales de betún. El río atraviesa justo por la corriente de las arenas bituminosas que corre río abajo por las minas, y cuando nuestro helicóptero se acercó a unos metros sobre él, McEachern señaló varios sitios en donde el banco del río estaba negro y el agua aceitosa. “Conforme avanzas hacia abajo, hay un incremento de muchos metales –dijo–. Eso es natural, es la erosión geológica. Los peces de la parte alta del Lago Athabasca tienen mercurio; tenemos una advertencia ahí desde los noventa. Hay HAP en los sedimentos del delta. Están ahí porque el río ha erosionado las arenas bituminosas”.

Los científicos independientes, por no hablar de la gente que vive río abajo de las minas en la comunidad de naciones originarias de Fort Chipewyan, en el Lago Athabasca, son escépticos. “Es inconcebible que mover tanto alquitrán no traiga consecuencias”, dice Peter Hodson, toxicólogo de peces de la Universidad de Queen en Ontario. De hecho, un estudio de Environment Canada muestra un efecto en los peces del río Steepbank, que pasa por una mina de Suncor hasta el Athabasca. Los peces cerca de la mina, según descubrieron Gerald Tetreault y sus colegas cuando atraparon algunos en 1999 y 2000, presentaron cinco veces más actividad de un enzima del hígado que deshace las toxinas –medida de la exposición a los contaminantes ampliamente utilizada– como los peces cerca del escurrimiento natural de betún en el Steepbank.

En 2006, John O’Connor, médico familiar que volaba hasta allá una vez a la semana para tratar pacientes en la clínica de salud de Fort Chip, le dijo a un entrevistador de la radio que en años recientes había visto cinco casos de colangiocarcinoma, cáncer de las vías biliares que normalmente ataca a una de cada 100 000 personas. Fort Chip tiene una población de 1 000 aproximadamente; incluso un caso es estadísticamente es improbable. O’Connor no había logrado que las autoridades de salud dedicadas al cáncer se interesaran en el asunto, pero la entrevista en la radio atrajo mucha atención. “De repente estaba en todas partes –dice–. Simplemente estalló”.

Dos de los cinco casos de O’Connor, dice, han sido confirmados por biopsia de tejidos; los otros tres pacientes mostraban los mismos síntomas pero murieron antes de poder practicarles una biopsia (el colangiocarcinoma puede confundirse en las tomografías con cánceres más comunes, como el de hígado o páncreas).

EL libre mercado no considera los efectos de las minas en el río o el bosque, o en la gente que vive ahí, a menos que se vea obligado a hacerlo. Tampoco, si depende de él, tomará en cuenta los efectos de las arenas bituminosas en el clima. Jim Boucher ha colaborado con la industria de las arenas bituminosas para construir una nueva economía para su gente, para remplazar la que perdieron, para proporcionarle un nuevo futuro a los niños que ya no cazan perdices a la luz de la luna. Pero está consciente de los sacrificios. “Es una lucha por equilibrar las necesidades de hoy con las de mañana cuando ves el medio ambiente en el que vamos a vivir”, dice. En el norte de Alberta la pregunta de cómo lograr ese equilibrio se ha dejado en manos del libre mercado, y la respuesta ha sido olvidarse del mañana. El mañana no es su responsabilidad.

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  Dr. Doom el Sáb Jul 18, 2009 11:21 am

En ningún lugar en la Tierra se está moviendo más la tierra que en el valle de Athabasca. Para extraer cada barril de petróleo de una mina a cielo abierto, la industria primero debe talar el bosque, luego retirar un promedio de dos toneladas de turba y tierra que yacen sobre la capa de las arenas y dos toneladas más de la propia arena. Debe calentar muchos barriles de agua para separar el betún de la arena y mejorarla, y después desechar agua contaminada en estanques de residuos como el que está cerca del Lago Mildred. Ahora cubren alrededor de 130 km cuadrados.

Increíble que hay quienes piensen que esto pueda ser la respuesta al problema energético. Y eso sin contar los enormes daños ambientales. Shocked

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  thisisfer el Mar Sep 22, 2009 11:12 pm

A mí me parece alarmante el hecho de que los estados estén tan encaprichados con el petroleo. Realmente el petroleo podría no tener más importancia que el dodo cuando se acabe si se reestructura el sistema y el modo de vida. Creo que de cierto modo hace falta una tendencia "retro". Me refiero a buscar utilizar más recursos orgánicos renovables...y asegurarse de que se renueven... alejando paulatinamente a la humanidad de su dependencia del petroleo. El modo de vida que tenemos creo que pueda mantenerse sólo con fuentes de energía alterna. Sin embargo también pienso que un error muy grande..causado por la tendencia de los últimos años, es pensar que un cambio es necesariamente malo. Un cambio hacia una humanidad más responsable y con una ideología orientada hacia el desarrollo en lugar de hacia el crecimiento...quizá peco de soñador, pero creo que los millones de dolares que se invierten en tratar de mantener a flote un barco que ya está medio hundido se podrían aprovechar más en otras cosas. Quizá la respuesta no es obtener más petroleo sino ser menos dependientes de él.

Es sólo mi particular forma de ver las cosas...

Saludos

thisisfer
Carbón
Carbón

Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 22/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  nat el Miér Sep 23, 2009 11:04 am

A mí me parece alarmante el hecho de que los estados estén tan encaprichados con el petroleo. Realmente el petroleo podría no tener más importancia que el dodo cuando se acabe si se reestructura el sistema y el modo de vida.

Siendo aquí la palabra clave SI, si se reestructura el sistema y el modo de vida. Nuestro modo de vida se debió haber empezado a modificar hace unos 20 años para evitar el calentamiento global y para ir haciendo el cambio de vida de manera paulatina. Todo parece indicar que HOY ya es muy tarde. Por esto es que todos están tan "encaprichados".

El modo de vida que tenemos creo que pueda mantenerse sólo con fuentes de energía alterna.

Aquí falto un gran SI, Si no fueramos tantos, gracias al petróleo hemos sobrepoblado el planeta y con eso sobrepasado la capacidad de carga del planeta. La importancia del petróleo es el excedente energético que tiene, por ahí hay una imagen (creo que la puso dr. doom) que muestra a que equivale un m3 de petróleo si no mal recuerdo, y con eso te puedes dar cuenta que no será tan facil reemplazar el petróleo con energías alternativas por el lado de que las alternativas no tienen para nada un excedente como el petróleo además de que la misma producción del sistema alterno es caro y para su elaboración ocupa petróleo.

Saludos

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.
avatar
nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 34
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  Dr. Doom el Miér Sep 23, 2009 11:21 am

quizá peco de soñador, pero creo que los millones de dolares que se invierten en tratar de mantener a flote un barco que ya está medio hundido se podrían aprovechar más en otras cosas. Quizá la respuesta no es obtener más petroleo sino ser menos dependientes de él.
Énfasis agregado.

Completamente de acuerdo. La mayoría de las cosas que hacemos en la actualidad para "solucionar" el problema, no son más que reacomodar las sillas en la cubierta del Titánic.

Se trata no de buscar de dónde sacar más y más petróleo, sino de "curar" nuestra adicción a él.

Y como bien dice Nat, es sumamente difícil igualar por medio de energías alternas la enorme energía que nos proporciona el petróleo; tenemos que reducir nuestros números y cambiar nuestra forma de vida, sino nada de lo que hagamos servirá de nada. Ninguna cantidad de energías alternas/renovables serán suficientes si seguimos creciendo como hasta ahora y viviendo como lo hemos hecho (por lo menos en occidente) durante los últimos 100 años.

Aquí está la imagen a la que hace referencia Nat:
http://www.pomexico.net/solar-eolica-bio-combustibles-nuclear-f14/la-increible-densidad-energetica-del-petroleo-t110.htm?highlight=densidad

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Los estanques mortales de las Arenas Bituminosas

Mensaje  Dr. Doom el Vie Sep 10, 2010 1:05 pm

Una más de las "fantásticas" arenas bituminosas de Canadá:
Pocos temas ilustran mejor la sucia naturaleza de la producción de las arenas bituminosas que los crecientes lagos de desechos tóxicos de minería a lo largo del río Athabasca al Norte de Canadá.

Estos lagos hechos por la industria ahora contienen 187 mil millones de galones de lodo que incluye fenol, arsénico, mercurio, y carcinogenos tales como hidrocarburos aromáticos policíclicos y los ácidos naptenicos que matan peces.
Casi todos los diques en las arenas bituminosas tienen fugas, pero el gobierno de Alberta no reporta el volumen de filtración. Por más de 40 años, el dique de Suncor directamente derramó o filtró bitumen y químicos en el río Athabasca.

La Defensa Ambiental recientemente calculó que mil millones de galones de desechos ahora se filtra en el agua subterránea y sobre la superficie cada año.
Nota completa aquí

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Las Arenas Bituminosas

Mensaje  Ktavelez el Lun Oct 11, 2010 10:48 am

Cuando tratamos de conocer el proceso de producción del petróleo y cómo es el proceso de refinación del petróleo estamos obligados a saber que son las Arenas Bituminosas que también se conoce como las arenas de alquitrán, arenas aceiteras o, simplemente, arenas de petróleo.


Son una combinación de arcilla, arena, agua, y bitumen. De las arenas de alquitrán se extrae un bitumen similar al petróleo el cual es convertido en un petróleo crudo sintético o refinado directamente por refinerías especializadas para obtener productos con los derivados de petróleo.

Se extrae y se procesa mediante dos métodos:

* La Minería: Aquí grandes áreas de tierras están libres de árboles y arbustos, y luego se quita la capa superior del suelo y la arcilla para exponer la arena petrolífera. Este método de minería a cielo abierto utiliza grandes camiones y palas para remover la arena, que puede tener un volumen en cualquier lugar de 1-20% de asfalto. Después de la transformación y mejora, el resultado final es enviado a las refinerías, donde es convertido en combustible de avión, gasolina y otros productos derivados del petróleo.

* In Situ: Este método relativamente nuevo, se utiliza principalmente para obtener aceite de alquitrán en la arena que está enterrada muy profunda bajo la superficie de la Tierra, para ser luego recuperada con un camión y una pala. En la tecnología in situ se inyecta vapor en las profundidades de la tierra para separar el betún viscoso de la arena y luego se bombea hacia la superficie. El betún a continuación, pasa por el mismo proceso de mejora y de refinación.


Como en toda explotación minera y en proyectos de desarrollo de recursos no renovables, las operaciones con las arenas bituminosas tienen repercusiones sobre el medio ambiente. Los proyectos con arenas bituminosas tienen efectos sobre:

* El terreno, cuando el betún inicialmente se acumula y con los grandes depósitos de productos químicos tóxicos.

* El agua, durante el proceso de separación y con el drenaje de los ríos.

* El aire, debido al lanzamiento de dióxido de carbono y de otras emisiones, así como la tala de árboles. Se generan efectos ambientales indirectos adicionales al quemar los productos petrolíferos producidos, lanzando dióxido de carbono a la atmósfera.

Temas fusionados por administrador.

Ktavelez
Carbón
Carbón

Cantidad de envíos : 34
Fecha de inscripción : 07/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Arenas de Alquitrán o Tar Sands

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.