El dragón en mi cochera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El dragón en mi cochera

Mensaje  Dr. Doom el Vie Ene 02, 2009 7:27 pm

La siguiente es una traducción de un texto que encontré en Internet. Me gusto mucho, espero lo disfruten.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El siguiente es un extracto de “El mundo habitado por demonios: La ciencia como una vela en la oscuridad” por Carl Sagan, el autor bestseller y ganador del premio Pulitzer. El “dragón” es una metáfora de Dios.

El dragón en mi cochera
por Carl Sagan

"Un dragón que escupe fuego vive en mi cochera”

Supongamos (estoy usando un acercamiento de terapia grupal del psicólogo Richard Franklin) que yo te hago seriamente tal aseveración. Seguramente querrías verlo por ti mismo. Ha habido innumerables historias de dragones a través de los siglos, pero nunca evidencia real. ¡Qué oportunidad!

"¡Muéstrame!," dices. Te guío a mi cochera. Te asomas dentro y ves una escalera, latas vacias de pintura, un viejo triciclo--pero no hay dragón.

"¿Dónde está el dragón?" preguntas.

"Oh, está aquí mismo," respondo señalando vagamente. "Olvide mencionarte que es un dragón invisible."
Tú propones esparcir harina por el suelo de la cochera para capturar las huellas del dragón.

"Buena idea," te digo, "pero este dragón flota en el aire."

Entonces tú usaras un sensor infrarrojo para detectar el fuego invisible.

"Buena idea, pero el fuego invisible además no produce calor.”

Tu pintaras el dragón con pintura en aerosol para hacerlo visible.

"Buena idea, pero es un dragón incorpóreo, y la pintura no se le pegara.”

Y así. Yo respondo a toda prueba física que tu propones con una explicación especial de por qué no funcionara.
Ahora, ¿Cuál es la diferencia entre un dragón invisible, incorpóreo, volador que escupe fuego que no produce calor, con un dragón que no existe? Si no hay forma de refutar mi argumento, ningún experimento concebible que pueda contar contra ello, ¿Qué significa decir que mi dragón existe? Tu inhabilidad para invalidar mi hipótesis no es para nada lo mismo que probar que es cierta. Aseveraciones que no pueden ser probadas, afirmaciones inmunes a no ser probadas son verdaderamente inútiles, sin importar cualquier valor que puedan tener para inspirarnos o excitar nuestro sentido del asombro. Lo que te estoy pidiendo que hagas se reduce a creer, en la ausencia de evidencia, en mi palabra.

La única cosa que aprendiste realmente de mi insistencia en que hay un dragón en mi cochera, es que algo raro está sucediendo en mi cabeza. Te preguntarías, si ninguna prueba física aplica, que me convenció. La posibilidad de que haya sido un sueño o una alucinación seguramente entraría en tu mente. Pero entonces, ¿Por qué me lo estoy tomando tan en serio? Tal vez necesito ayuda. Cuando menos tal vez subestimé la falibilidad humana.

Imagina que, a pesar de que ninguna prueba es exitosa, tú deseas mantener la mente abierta. Así que no rechazas en el acto la noción de que hay un dragón que respira fuego en mi cochera. Tu simplemente la dejas en pausa. La evidencia actual está fuertemente en contra de ello, pero si un Nuevo cuerpo de datos emerge tu estarías preparado para examinarlo y ver si te convence. Seguramente sería injusto de mi parte ofenderme de no ser creído; o criticarte por ser pesado y sin imaginación—simple y sencillamente porque tu diste un veredicto de “no probado.”

Imagina que las cosas hubieran sucedido de otra forma. El dragón es invisible, pero mientras observas se presentan huellas sobre la harina. La lectura en tu detector infrarrojo se sale de la escala. La pintura en aerosol revela una cresta picuda moviéndose en el aire frente a ti. Sin importar lo escéptico que seas de la existencia de los dragones—y ni que decir de los dragones invisibles—tú debes aceptar que hay algo ahí, y que de forma preliminar es consistente con un dragón invisible que escupe fuego.

Ahora otro escenario: Supongamos que no soy solo yo. Supón que muchas personas que conoces, incluyendo gente que estás seguro no se conoce entre sí, todos te dicen que tienen dragones en sus cocheras—pero en cada caso la evidencia es frustrantemente elusiva. Todos nosotros admitimos estar perturbados por ser presas de tan extraña convicción no apoyada por la evidencia física. Ninguno de nosotros es un lunático. Especulamos acerca de lo que significaría si dragones invisibles estuvieran realmente escondiéndose en cocheras de todo el mundo, con los humanos apenas dándonos cuenta. Te digo que preferiríamos que no fuera cierto. Pero tal vez todos esos mitos europeos y chinos acerca de dragones no son mitos después de todo.

De forma satisfactoria, algunas huellas de dragón en la harina han sido reportadas. Pero nunca suceden cuando está observando un escéptico. Una teoría alternativa se presenta. Al ser examinadas más de cerca, es claro que las huellas pudieron ser falsificadas. Otro entusiasta de los dragones se presenta con un dedo quemado y lo atribuye a una rara manifestación física del fogoso aliento de un dragón. Pero, una vez más, existen otras posibilidades. Todos entendemos que hay otras formas de quemarse un dedo además de con el aliento de un dragón invisible. Tal “evidencia” – sin importar que tan importante la consideren los promotores de los dragones – está lejos de ser poderosa. Una vez más, la única aproximación sensible es rechazar tentativamente la hipótesis del dragón, estar abierto a datos físicos futuros, y a preguntarte cual podrá ser la causa de que tanta gente aparentemente sana y sobria compartan la misma ilusión.


Link

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”

Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : León, México

http://www.piensale.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El dragón en mi cochera

Mensaje  nat el Lun Ene 05, 2009 1:47 pm

Muy bueno ojalá todos los creyentes leyeran esto y se dieran cuenta de que estan en la misma situación.

Hasta no ver, no creer... convenientemente en la biblia critican a aquellos que dicen esto.

_________________
"Daría mi dinero en energía solar…ojalá no esperemos hasta que el petróleo y el carbón se acaben y lo enfrentemos.”

—Thomas Edison, en conversación con Henry Ford y Harvey Firestone, Marzo 1931.

nat
Petróleo
Petróleo

Cantidad de envíos : 880
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 32
Localización : León, Gto. México

http://www.sacatelaschanclas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

el dragón el mi cochera

Mensaje  chachalaco el Lun Ene 05, 2009 6:55 pm

Al leer el texto me surgen algunas preguntas como por ejemplo:

-En todo caso de que el dragón sea inventado y la mayoría de las personas lo creyera, ¿padecería algun delirio de persecución?
-¿O acaso tienen una imaginación demasiado activa?
-¿consumieron la misma droga todos a la vez administrada en el agua potable y yo fui el único inmune? (si así fue yo quiero algo mas fuerte pa ver el dragón, jajajaja)
-¿O todos padecen una alucinación colectiva?

La respuesta es simple y la misma para todas las preguntas (a excepción tal vez de la de la droga por que pa ver a este "dragón" no se requiere estar en un estado ethilico o elevado), por supuesto que SÍ.

Ya que a todos y sin excepción nos inculcan la existencia de un ente superior un dios poderosos guìa de nuestros destinos, que a la menor provocación es capaz de enviarnos toda su furía y rabia (al tiro con esto por que te pueden llover ranas, langostas, morirse tu primogenito e inclusive convertirte en estatua de sal).

Pero no te apures por que así como es de rencoroso también es piadoso y te puede perdonar (chales con la contradición).

En fin este dios mitológico, como todos saben no es mas que un invento del hombre o por lo menos algunos ateos que conozco lo reconocen así. Lo que nos hace recordar que la fé no es más que un valor sobrevaluado y dios un confort para las masas una respuesta sencilla a preguntas complejas.

Esto nos lleva a la conclusión de que la creencía de dios no es mas que cultural trasmitido de generación a generación y por otro lado, aceptado por el individuo para formar parte de la una sociedad enajenada creyente de "dragones en sus cocheras"

chachalaco
Admin

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Edad : 36
Localización : León Gto.

http://www.dbdesign.com.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: El dragón en mi cochera

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 1:26 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.