Reservas globales de carbón: Puede ser peor de lo que imaginamos

Ir abajo

Reservas globales de carbón: Puede ser peor de lo que imaginamos

Mensaje  Dr. Doom el Vie Ago 20, 2010 2:44 pm

Encontré y traduje el siguiente artículo que habla sobre el carbón y de cómo las reservas de éste han sido drásticamente exageradas -comúnmente por los gobiernos- durante mucho tiempo y, como, la realidad de estas significa malas noticias para el mundo.

Creo yo que es una lectura importante. A ver que les parece.

Las afirmaciones de que el mundo tiene de 200 a 400 años de carbón a ritmos actuales de consumo han cegado a los políticos y al público. Las afirmaciones están basadas en dos nociones cuestionables: 1) Que las estimaciones oficiales de las reservas e carbón son precisas y 2) Que el mundo no experimentará crecimiento en el ritmo de consumo de carbón durante el periodo citado.

En un nuevo estudio publicado en el Internationarl Journal of Energy, los investigadores Tadeusz W. Patzek y Gregory D. Croft sugieren que la producción histórica de carbón es un mejor indicador de la tendencia futura de producción de carbón mundial que las reservas declaradas, las cuales son notoriamente no fidedignas. Ellos hacen notar, por ejemplo, que el estado de Illinois, a pesar de su posición como el segundo en reservas en los Estados Unidos, ha visto su producción declinar por mitad en los últimos 20 años. Mientras tanto, las reservas recuperables estimadas de Illinois se han incrementado de 32 miles de millones a 34 mil millones entre 1987 y 2006.

Ellos mencionan el trabajo de David Rutledge de Instituto de Tecnología de California quien ha detallado los severos recortes en las revisiones oficiales de las estimaciones de las reservas en las décadas recientes y quien cree que la producción última quedará muy corta de las estimaciones de reservas actuales. La trayectoria para las reservas, muestra Rutledge, han sido mayormente a la baja al tiempo que los planeadores incluyen las restricciones tanto técnicas como prácticas tales como vetas demasiado delgadas para que sean minadas económicamente o la presencia de grandes ciudades sobre campos de carbón de poca profundidad. Rutledge también aplica la Linearización de Hubbert a los datos de producción para obtener una imagen realmente alarmante de la recuperación final futura: 50 por ciento menos de las predicciones actuales.

Con respecto a la segunda suposición, la idea de que la demanda de carbón permanecerá igual incluso mientras la población y la economía del mundo crecen es una noción absurda sin bases históricas. Así que aún si las reservas declaradas son correctas, los ritmos exponenciales de producción pronto cortarían el suministro a tal vez 75 años con un pico llegando mucho antes que eso.

Pero los autores creen que tal camino de crecimiento está fuera de consideración debido al cercano pico en la producción que ellos esperan en el carbón y en el petróleo también. Ellos calculan un pico en la producción mundial de carbón de los campos existentes en 2011. Argumentan que prácticamente todos los campos de carbón del mundo han sido conocidos desde hace mucho tiempo y que tan solo un campo mayor ha sido descubierto en los últimos 50 años. Ellos reconocen que hay fuentes no explotadas en Alaska y Siberia, pero creen que las dificultades y largos tiempos involucrados en el desarrollo de estos significarían que la fecha del pico de la producción no se vería afectada. Mas bien, estas áreas pueden reducir de alguna forma el ritmo del declive. Tal vez la proyección más sorprendente en el reporte es que la producción de carbón de campos existentes se espera que caiga en un 50 por ciento en los siguientes 40 años.

Los autores también concluyen que el dinero sería mejor invertido en aumentar la eficiencia de las plantas eléctricas a base de carbón en lugar de en la tecnología de captura y secuestro de carbono. La tecnología de secuestro asume reservas de carbón de larga vida, la quema del cual contribuiría enormemente al cambio climático. Pero ya que los autores creen que no existen tales reservas, la sociedad estaría mejor manejando el declive del carbón existente a través de mejor eficiencia en la generación de electricidad para así proveer suministros de energía adecuados. Ellos sugieren que las plantas de carbón existentes se actualicen con turbinas de vapor supercríticas las cuales elevarían la eficiencia de un 35 a 50 por ciento. Esta mayor eficiencia también tendería a reducir el ritmo de emisiones de gases de invernadero.

Los autores también creen que un régimen de "cap & trade" en los gases de invernadero sería ineficaz si el límite se establece al alto nivel actual de emisiones. El declive en la disponibilidad de ambos carbón y petróleo causarán que las emisiones caigan sin ninguna innovación tecnológica, y por tanto un límite alto lograría poca o ninguna reducción.

Si Patzek y Croft tienen razón, sería un poco de buenas noticias para aquellos preocupados por el cambio climático. Pero sus descubrimientos también serían extremadamente malas noticias para una sociedad global que depende del carbón para el 27 por ciento de sus necesidades energéticas y la cuál también está en rumbo a un pico del petróleo.
Nota original en inglés AQUÍ

_________________
Unless we change direction, we are likely to end up where we are headed
-Chinese Proverb

“The masses have never thirsted after truth. Whoever can supply them with illusions is easily their master; whoever attempts to destroy their illusions is always their victim”. Gustave Le Bon;”The Crowd”
avatar
Dr. Doom
Sol
Sol

Cantidad de envíos : 2192
Fecha de inscripción : 18/09/2008
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.